Noviembre de 2004 | Boletín #10
Editorial

Los controles de cambio tra-en consigo, de manera inma-nente, las múl-tiples tentacio-nes derivadas de la posibilidad de comprar barato y vender caro.

La ganancia comedida es la remu-neración que en justicia merece el comerciante en función de su es-fuerzo y riesgos. Pero otra cosa es que un desmedido deseo de lucro promueva la ruptura de la lega-lidad, la agresión a los intereses del País y el fraude dirigido a la ile-gítima obtención de divisas prefe-renciales.

RECADI constituye uno de los más grandes fraudes que se haya cometido contra Venezuela. Allí concordaron una gran cantidad de importadores inescrupulosos que sobrefacturaron y sobrevaloraron hasta la saciedad y un gobierno irresponsable que permitió sobre-giros en la autorización de divisas que superaron los US$ 11.200 millones entre 1985 y 1988. Así, juntadas el hambre y las ganas de comer, los intereses nacionales quedaron desprotegidos y sucedió lo que todos conocemos.

Al igual que en la suma de números naturales, a iguales realidades igual resultado. Varios de esos factores están presentes: la codicia exacerbada por la inestabilidad económica, las adua-nas incapaces de ejercer un ade-cuado control del valor y la ausen-cia de una vigorosa política para reprimir la ilegal obtención de di-visas. Pero también es notorio que existen marcadas diferencias entre RECADI y CADIVI, todas ellas re-lacionadas con la estructura mo-ral de sus funcionarios: Hernández Behrens ha dado muestras de querer hacerlo bien, de tener un compromiso político que cumplir y unas cuentas claras que rendir en la oportunidad que le sean exigi-das. Junto a él hay buenos y malos funcionarios: los eternos bribones buscando riqueza rápida y fácil y otros –a quienes aplaudimos y admiramos- poniendo diques a la corrupción, bregando día a día pa-ra que el control de cambios no se convierta en aquelarre que hiera gravemente las finanzas de la República.

C.A.S.


Este mes en el Boletín...
A los lectores
El valor y la conversión de monedas
La Admisión Temporal y la Maquila
El fraude en aduanas
La automatización y la materia penal aduanera
A los lectores

El Boletín Aduanero es órgano informativo de su Portal www. aduanas.com.ve. Los artículos y demás material que no lleven firma, son responsabilidad del editor; no así los artículos y opiniones de nuestros colaboradores.
El editor se reserva el derecho de publicar o no el material que tengan a bien enviarle. En el primer caso, se insertarán tal como se reciben, sin realizar modificaciones al texto.
La publicación no debe entenderse como aquiescencia de todo o de parte del contenido por parte del editor o de quienes trabajan en www.aduanas.com.ve o en el Boletín Aduanero.

El valor y la conversión de monedas

El literal b) del artículo 120 de la Ley Orgánica de Aduanas establece que “Cuando el valor declarado no corresponda al valor en aduana de las mercancías” se aplicarán las multas allí señaladas... Leer el artículo completo

La Admisión Temporal y la Maquila

Desde el punto de vista aduanero puede definirse la maquila como aquel mecanismo mediante el cual se introducen a un territorio aduanero insumos, materias primas o partes y piezas que luego se reexportan o exportan después de haber experimentado un proceso de transformación o modificación en ese territorio...  Leer el artículo completo

El fraude en aduanas

La Administración Aduanera puede incumplir con su obligación de controlar el ingreso y salida de mercancías, en virtud de error provocado mediante engaño realizado por usuarios que de esta manera evaden o disminuyen el pago de las debidas contribuciones, o se sustraen del cumplimiento de requisitos señalados como obligatorios por la Ley... Leer el artículo completo

La automatización y la materia penal aduanera

La aplicación de la automatización en las aduanas del país ha traído consigo una serie de dudas e interrogantes en cuanto a la aplicación de los ilícitos aduaneros y, más específicamente, de las infracciones.
Debemos recordar que los ilícitos aduaneros, configurados por las llamadas infracciones y el contrabando, forman parte de la materia penal aduanera (en un sentido amplio), estando por ello regidos por principios propios del Derecho Penal. Es así como nos topamos con el principio universal de legalidad de la pena... Leer el artículo completo

Copyright © 2004 Informaduanas77, C.A. Todos los derechos reservados.