Julio de 2006 | Boletín #30
Editorial

La corrupción ad-ministrativa, por largo tiempo tole-rada por una soci-edad sumergida en una profunda crisis ética, cada día hace más pa-tentes los profun-dos perjuicios que produce. No sólo son las ingentes cantidades de dinero que desapare-cen por sus sumideros, si no tam-bién el desorden administrativo que produce, al apartar la acción ad-ministrativa de los fines del Estado, supliéndolos por negocios lucrativos para satisfacer su insana ambición de riqueza. A pesar de que la histo-ria se repite una y otra vez, parece que al liderazgo nacional se le hace difícil entender que los corruptos no tienen color, ideología ni bandera. Son compañeros de camino de los poderosos de turno; antes de los a-decos y de los copeyanos, ahora de los emeverristas y de los pepetistas, mañana de cualquiera que les brin-de la oportunidad de ganar mucho esforzándose poco. Hábiles para el mimetismo y la adulancia, guardan en los percheros de su inmoralidad boinas blancas, verdes, naranjas, rojas y azules, las cuales cambian al vaivén de los tiempos y de las cir-cunstancias políticas. Quien crea en ellos y los acepte como aliados, pone en sus venas las sanguijuelas que le vaciarán la sangre.

Las aduanas son especialmente buscadas por estos asaltantes de camino. Saben que en ellas se mue-ven grandes cantidades de dinero y que la discrecionalidad del funciona-riado es amplia; han oído, entre otras muchas cosas, que entrabar un trámite por varios días produce cuantiosa pérdida al consignatario, lo cual facilita la extorsión, siempre amparada por la impunidad.

Los «nuevos reconocimientos» que se instrumentaron para resguardar la justicia y facilitar la controversia técnica, han perdido su razón de ser en virtud de solidaridades instantá-neas, versión moderna de la ley de omertá, que garantiza impunidad sin sobresaltos.

Cualquier gobierno, sea cual fuese su tinte político o su dirección ideo-lógica, debe combatir la corrupción, si no por razones legales, morales y éticas, por entender que los corrup-tos y los adulantes todo lo dañan; la suma de sus daños pueden ser tan cuantiosa que es capaz de aniquilarlo todo.

C.A.S.


Este mes en el Boletín...
A los lectores
Arancel, competencia y restricciones
Garantías en Depósitos Aduaneros
Ley Orgánica vs. Ley Especial
Competencia de la Guardia Nacional
A los lectores

El Boletín Aduanero es órgano infor-mativo de su Portal aduanas.com.ve. Los artículos y demás material que no lleven firma, son responsabilidad del editor; no así los artículos y opiniones de nuestros colaboradores.
El editor se reserva el derecho de publicar o no el material que tengan a bien enviarle. En el primer caso, se insertarán tal como se reciben, sin realizar modificaciones al texto.
La publicación no debe entenderse como aquiescencia de todo o de parte del contenido por parte del editor o de quienes trabajan en www.aduanas.com.ve o en el Boletín Aduanero.

Arancel, competencia y restricciones

El Ministerio de Agricultura y Tierras dictó la Resolución DM/ N° 265 de fecha 19 de octubre de 2005, publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 38.297 de fecha 20 de octubre de 2005, con el fin de prohibir la importación de aves vivas, aves beneficiadas... Leer el artículo completo

Garantías en Depósitos Aduaneros

Últimamente nos hemos topado con decisiones de algunos Gerentes de Aduanas que fijan montos máximos a ser cubiertos por las fianzas permanentes que deben presentar los depositarios y almacenistas aduaneros. Para examinar si esta práctica es o no lícita..Leer el artículo completo

Ley Orgánica vs. Ley Especial

Para nuestro mundo aduanero fue una real sorpresa cuando, al ser publicada la Ley Sobre el Delito de Contrabando, ésta contenía una disposición derogatoria parcial de la Ley Orgánica de Aduanas. Inmediatamente nos preguntamos:... Leer el artículo completo

Competencia de la Guardia Nacional

«Sala Constitucional del T.S.J. La Dirección de Resguardo Nacional tiene entre sus funciones las fiscalizaciones en materia de ilícitos aduanero, las cuales están dirigidas a constatar el cumplimiento de los deberes formales en el área de impuestos aduaneros indirectos, lo que conlleva a que las mismas deben estar supeditadas a las instrucciones que le imparta el ente tributario, ya que éste opera como un órgano auxiliar de dicha Administración...  Leer el texto completo

Suscríbete al Portal Aduanero
www.aduanas.com.ve

Editor: Carlos Asuaje Sequera
Coordinadora General: Anyiberth Provenzali
Copyright © 2006 Informaduanas77, C.A. Todos los derechos reservados.