Diciembre de 2008 | Boletín #43
Editorial

Nuestro servi-cio aduanero exige a gritos un proceso de reingeniería que lo acer-que al cumpli-miento de sus verdaderos fi-nes.
Con el trans-currir de los años se han ido acumulan-do vicios, casi en la misma medida en que aumentan los factores que intervienen en el cada vez más complejo proceso de desaduanamiento de mercancías, pues a pesar de los avances extraordinarios de la tecnología y la informática, que pudieran utilizarse para simplificar y acelerar los procedimientos aduane-ros, hemos encontrado la manera de enredar las cosas en provecho de una omnipresente beneficiaria: la corrup-ción.
El Sidunea es un «peor es nada» obsoleto y costoso, un avance de medio pelo que vino a llenar un espacio que ha debido ser cubierto por un sistema informático moderno y adecuado a la realidad nacional.
La manera como se aplica en las aduanas el control de cambios, donde no importa que las mercancías a desaduanar sean iguales a las manifestadas al solicitar las divisas preferenciales, si no que se cumpla de manera exacta con las formalidades arancelarias so pena de inaplicación de la Autorización de Divisas, ha hecho las delicias de la corrupción. Por «no ver» errores u omisiones que afecten la aprobación de divisas prefe-renciales, se cobran ingentes cantida-des de dinero y esto, sabido por todos, parece no tener importancia.
Los Certificados de No Producción Nacional merecen mención especial, pues si bien obedecen a una política certera de protección a la industria y al agro nacionales, se han convertido en un vía crucis para quienes pretenden obtenerlos, pues la lentitud carac-terística de los procedimientos administrativos se magnifica en ellos hasta límites insospechados.
Las aduanas de este o de cualquier país, son instrumentos esenciales para el desarrollo. Mientras esto no sea entendido por gobernantes y por gobernados, seguiremos siendo una nación del tercer mundo y, lo que es peor, con grave riesgo de inscribirnos en el cuarto.

C.A.S.


Este mes en el Boletín...
A los lectores
Régimen aduanero de los contenedores
Carta al Niño Jesús
Acerca de la justicia aduanera
Reflexión de sonatina
A los lectores

El Boletín Aduanero es órgano infor-mativo del Portal adua-nas.-com.ve. Los artículos y demás ma-terial que no lleven firma, son respon-sabilidad del editor; no así los artículos y opiniones de nuestros colaboradores.
El editor se reserva el derecho de publicar el material que tengan a bien enviarle. En todo caso, se insertarán tal como se reciben, sin realizar modificaciones al texto.
La publicación no debe entenderse como aquiescencia de todo o de parte del contenido por parte del editor o de quienes trabajan en www.aduanas.com.ve o en el Boletín Aduanero.

Régimen aduanero de los contenedores

La acumulación de contenedores vacíos en el Puerto de La Guaira, causando serios perjuicios a los usuarios de ese terminal marítimo, nos ha impelido a preguntarnos:  ... Leer el artículo completo

Carta al Niño Jesús

Aún no has nacido y ya te estoy pidiendo cosas. (Desde que tengo uso de razón hago lo mismo cada vez que se avecina la Navidad). ¿Será acaso debido a que casi siempre me has complacido? ..Leer el artículo completo

Disquisiciones acerca de la justicia aduanera

Diversos han sido los planteamientos de colegas y alumnos que me han expresado su inquietud sobre la garantía al debido proceso, así como de la tutela judicial efectiva, .... Leer el artículo completo

Reflexión de sonatina

En esta época del año ciertas personas realizamos una introspección para reflexionar sobre lo que hemos realizado o dejado de realizar durante el mismo. .... Leer el texto completo

Suscríbete al Portal Aduanero
www.aduanas.com.ve

Editor: Carlos Asuaje Sequera
Asistente: Kemel Mourad
Copyright © 2007 Informaduanas77, C.A. Todos los derechos reservados.