Mayo de 2009 | Boletín #45

Editorial

Desde tiempo inme-morial hemos oído sobre lo perjudicial que resulta la pre-sencia de muchas manos en un mismo plato. Quizás de tan-to oír esa conseja, dejamos de pensar en su verdadero sig-nificado y en la car-ga de verdad y sabiduría que contiene. En las aduanas se está poniendo mo-rado el caldo desde hace varias déca-das, pues elementos ajenos al servi-cio, invocando la corrección de unos errores y la represión de otros, se sumaron a la corte de funcionarios ac-tuantes, para asegurarse su parte del botín o, para decirlo de otra manera, democratizar el bochinche, la extorsión y el fraude. A la ya conocida y mil veces comentada injerencia de la Guardia Nacional en funciones que son exclusivas de los reconocedores y de la aplicación de retenciones preven-tivas sin ninguna base legal y evidente inconstitucionalidad, se sumaron los funcionarios de sanidad y ahora, con juvenil vigor, la gente de CADIVI, de cuya voluntad depende que las divisas preferenciales sean alcanzadas por el importador. Las llamadas observacio-nes constituyen el terror de los impor-tadores y en contra de las cuales no hay otro procedimiento que la conoci-da «bajada de la mula». Por esta vía, el control de cambios le está cambian-do la vida a muchos.

Disfrutando del enriquecimiento rápido y sin riesgo, se encuentran las almace-nadoras privadas. Al utilizar el valor como base para el cálculo de sus co-bros y alegar que son un servicio privado, cobran a troche y moche, aun cuando las causas que motiven los retardos en el retiro de los cargamen-tos sean exclusivamente imputables a la Administración, como es el caso de las frecuentes caídas del sistema infor-mático.

En un país donde se ha ido perdiendo el rubor, muchos exigen su participa-ción en el festín aduanero. En cada escritorio una alcabala y detrás de ella el solícito recaudador de peaje. Muy triste, pero muy cierto.

C.A.S.


Este mes en el Boletín...

A los lectores
Bienes, mercancías y contenedores
Una voz en el silencio**
Disquisiciones sobre vehículos
Máximas

A los lectores

El Boletín Aduanero es órgano informativo del Portal adua-nas.com.ve. Los artículos y demás material que no lleven firma, son responsabilidad del editor; no así los artículos y opiniones de nuestros colabo-radores.
El editor se reserva el derecho de publicar el material que tengan a bien enviarle. En todo caso, se insertarán tal como se reciben, sin realizar modificaciones al texto.
La publicación no debe entenderse como aquiescencia de todo o de parte del contenido por parte del editor o de quienes trabajan en www.aduanas.com.ve o en el Boletín Aduanero.

Bienes, mercancías y contenedores

La gran cantidad de contenedores apilados en los patios de nuestros puertos, dificultando el normal desarrollo de sus actividades, nos impone la obligación de analizar, sin otro interés que el bien... Leer el artículo completo

Una voz en el silencio**

Es usual que aquellos profesionales del derecho, prestados a la docencia, como le ocurre a quien suscribe el presente artículo..Leer el artículo completo

Disquisiciones sobre vehículos

En la página Web del SENIAT aparece un apartado denominado Doctrina y Jurisprudencia. En el mismo tenemos que en la parte dedicada a la actividad aduanera se publica un Dictamen... Leer el artículo completo

Máximas

No estoy de acuerdo con lo que dice, pero daría la vida defendiendo su derecho a decirlo. Lutero... Leer el texto completo

Suscríbete al Portal Aduanero
www.aduanas.com.ve

Editor: Carlos Asuaje Sequera
Copyright © 2009 Informaduanas77, C.A. Todos los derechos reservados.