Agosto de 2009 | Boletín #46

Editorial

Si observamos al SENIAT en sus dos grandes face-tas, la aduanera y la tributaria, nota-remos sin mayor esfuerzo las in-mensas diferen-cias existentes entre una y otra, que lo hacen un híbrido inviable producto de la ignoran-cia, la improvisación y del maldadoso empeño de desvirtuar el verdadero objetivo de la función aduanera. El Estado cuenta con una serie de herramientas para obtener los fondos necesarios para satisfacer los gastos públicos; tiene los impuestos al valor agregado, sobre la renta, sobre licores y otros que sería pesado enumerar. Pero considerar el gravamen aduanero como medio de procurarse fondos es, simultáneamente, señal de ignorancia y muestra de insensibilidad social, pues dichos gravámenes inciden, como pocos, en la tasa inflacionaria que menoscaba el salario del ciudadano y produce, como todos sabemos, fuertes distorsiones en la economía del país.

Así como, por razones obvias, un hospital no debe dedicarse a la medicina y a la veterinaria, curando personas y animales indistintamente, tampoco es lógico agrupar en una sola unidad a los servicios dedicados a la recaudación de tributos y al destinado al control del ingreso y salida de mercancías del territorio nacional. Este matrimonio morganático entre seres de diversa especie no puede terminar sino divorcio o, dicho en otros térmi-nos, en unas aduanas donde la corrup-ción, la improvisación, la politiquería y otros males similares encuentran un provechoso caldo de cultivo.

Con la tozudez propia de la más profunda convicción, sostenemos que el servicio aduanero debe gozar de plena autonomía y que los conductores del País están en la obligación de estudiar la pertinencia de crear un servicio aduanero autónomo y de dis-cutir con buen criterio y frialdad de ánimo acerca de su idóneo ministerio de adscripción.

Nadie en su sano juicio es capaz de negar que las aduanas venezolanas están cargadas de vicios. Admitirlo sin tapujos y ponerse a trabajar para erradicarlos, son impostergables impe-rativos éticos y legales.

C.A.S.


Este mes en el Boletín...

A los lectores
Comercio con Colombia
Condena en Costas
Arancel de Aduanas
ALBA

A los lectores

El Boletín Aduanero es órgano informativo del Portal aduanas.com.ve. Los artículos y demás material que no lleven firma, son responsabili-dad del editor; no así los artículos y opiniones de nuestros colaboradores.
El editor se reserva el de-recho de publicar el material que tengan a bien enviarle. En todo caso, se insertarán tal como se reciben, sin realizar modificaciones al texto.
La publicación no debe entenderse como aquiescencia de todo o de parte del contenido por parte del editor o de quienes trabajan en www.aduanas.com.ve o en el Boletín Aduanero.

Comercio con Colombia

Las declaraciones del señor Presidente de la República en el sentido de suspender el comercio con Colombia ha generado un amplio y ruidoso debate político y diplomático; lamentablemente... Leer el artículo completo

Condena en Costas

Es frecuente encontrar en sentencias dictadas por Tribunales venezolanos competentes en materia aduanera e, incluso, en decisiones de contenido aduanero emitidas por nuestro Tribunal..Leer el artículo completo

Arancel de Aduanas

Tal como lo señalamos en nuestro libro Derecho Aduanero, el Arancel de Aduanas es, por encima de cualquier otra consideración, un acto administrativo, no solamente porque.. Leer el artículo completo

ALBA

Por considerarlo de interés, se inserta el Decreto N° 6.939 de fecha 28 de julio del año en curso, mediante el cual se autoriza la creación de una empresa del Estado para la modernización, recuperación y equipamiento y cons-trucción de puertos en Venezuela y Cuba... Leer el texto completo

Suscríbete al Portal Aduanero
www.aduanas.com.ve

Editor: Carlos Asuaje Sequera
Copyright © 2009 Informaduanas77, C.A. Todos los derechos reservados.