Agosto de 2009 | Boletín #47

Editorial

La situación de minusvalía en que se encuentran los usuarios de las a-duanas es propia de un Estado medie-val, pues los meca-nismos que la ley acuerda a los admi-nistrados para la de-fensa de sus intere-ses se tornan cada día más ineficaces. Por ley, desapareció el recurso de reconsideración, que tan útil hubiese podido ser para evaluar los motivos que llevan al funcionario a decidir en un determinado sentido; los consue-tudinarios retardos para responder las instancias de los administrados y muy especialmente los recursos jerárqui-cos, hacen de la “oportuna y adecuada respuesta” que ordena la Constitución en su artículo 51, un ladrido de perro ante el paso de la carreta.

La falta de mecanismos legales para que los administrados sean efectiva-mente oídos y corregidas las distor-siones administrativas, constituye uno de los puntos de apoyo básicos de la corrupción, pues el funcionariado sabe que puede actuar sin riesgos y que los elementos que hacen posible el Estado de justicia y de derecho no suelen tocar en las puertas de las aduanas.

Se equivocan los que piensan que la problemática aduanera sólo incumbe a importadores, exportadores, agentes de aduanas y otros relacionados con el comercio internacional. En realidad, sus efectos se difuminan a lo largo y ancho del País, convertidos en carestía, desabastecimiento y pobreza, con el pérfido agravante de que su impacto afecta en mayor medida a los más pobres.

Por razones de decencia administrativa y de conveniencia económica, las aduanas deben cambiar en profun-didad. Ese cambio debe iniciarse con el convencimiento de que es menester dotarlas de autonomía funcional, de manera tal de que no sigan siendo vistas como unidades recaudadoras, si no como organismos llamados al control de la salida e ingreso de mercancías del territorio nacional. Esta dotación de autonomía es de tal importancia que de ella se despren-derán, sin duda alguna, muchos y positivos cambios.

C.A.S.


Este mes en el Boletín...

A los lectores
Arancel de Aduanas (II)
¿Tributación Aduanera?
Providencia Administrativa
Venezuela y Mercosur

A los lectores

El Boletín Aduanero es órgano informativo de Aduanas.com.ve. Los artículos y demás ma-terial que no lleven firma, son responsa-bilidad del editor; no así los artículos y opi-niones de nuestros co-laboradores.
El editor se reserva el derecho de publicar el material que tengan a bien enviarle. En todo caso, se insertarán tal como se reciben, sin realizar modificaciones al texto.
La publicación no debe entenderse como aquiescencia de todo o de parte del contenido por parte del editor o de quienes trabajan en www.aduanas.com.ve o en el Boletín Aduanero.

Arancel de Aduanas (II)

El artículo 12 señala que “Sin perjuicio de las demás formalidades y requisitos legales exigidos, el régimen legal aplicable a la importación y el tránsito de mercancías... Leer el artículo completo

¿Tributación Aduanera?

He venido observando, no sin cierta preocupación, cómo se ha venido entronizando en nuestro medio profesional y técnico la expresión “tributación aduanera”..Leer el artículo completo

Providencia Administrativa

La Providencia Administrativa N° SNAT/2009/0089 de fecha 3 de septiembre de 2009, aparecida en la Gaceta Oficial N° 39.256 de la misma fecha, merece ser comentada por las graves implicaciones jurídicas y prácticas... Leer el artículo completo

Venezuela y Mercosur

La República Argentina, la República Federativa del Brasil, la República del Paraguay, la República Oriental del Uruguay y la República Bolivariana de Venezuela, en adelante las Partes... Leer el texto completo

Suscríbete al Portal Aduanero
www.aduanas.com.ve

Editor: Carlos Asuaje Sequera
Copyright © 2009 Informaduanas77, C.A. Todos los derechos reservados.