Diciembre de 2009 | Boletín #48

Editorial

La corrupción admi-nistrativa que pare-ce venir adosada a todos los sistemas de híper control es-tatal, está dejando su impronta malé-vola en la forma de vivir del venezolano. A una situación económica signada por el estancamiento y la inflación, se suma la desconfianza, esta última po-tenciada por una negativa situación bancaria que pudo haberse evitado si los órganos del Estado designados para ello hubiesen cumplido con sus deberes de supervisión y control.

El CADIVI de hoy no es muy diferente del RECADI de ayer; la proliferación de restricciones a la importación y los recién inventados Certificado de Insu-ficiencia y Certificado de no Producción Nacional, encarecen el dólar prefe-rencial hasta valores cercanos al doble de su valor nominal, por lo que el sacrificio fiscal no produce el buscado efecto de abaratar los productos básicos para la vida del venezolano común.

Debemos admitir que los cuadros de la corrupción son más diligentes y eficaces que los de su achicopalada contraparte; actúan con prepotencia y desparpajo, asegurada su impunidad en un sistema judicial de jueces provi-sorios que priorizando el interés de conservar el cargo, actúan de espalda a la Constitución y a las leyes, sumisos ante las órdenes de su empleador.

La situación es seria y preocupante, pero no por ello debemos pensar que estamos en vísperas del ocaso de la República nacida en 1811; quienes hemos vivido más de media centuria sabemos que esta no es la primera gran crisis venezolana y que tampoco será la última y que el verdadero peligro consiste en no hacer nada, en admitir los problemas como obra providencial y no como cosechas de las malas siembras, consecuencia predecible de los errores cometidos a lo largo de lustros y en un deterioro moral que es, en definitiva, la causa de buena parte de nuestros males.

Hacemos nuestra la afirmación de Horst Schönbohm: “La guerra contra la corrupción debe ser ganada porque es una guerra para preservar los funda-mentos del Estado y de la sociedad”.

C.A.S.


Este mes en el Boletín...

A los lectores
Competencia Administrativa
Patrono de los Aduaneros
Juguetes Bélicos
Simplificación de Trámites Administrativos

A los lectores

El Boletín Aduanero es órgano informativo de Aduanas.com.ve. Los artículos y demás ma-terial que no lleven firma, son responsa-bilidad del editor; no así los artículos y opi-niones de nuestros colaboradores.
El editor se reserva el derecho de publicar el material que tengan a bien enviarle. En todo caso, se insertarán tal como se reciben, sin realizar modificaciones al texto.
La publicación no debe entenderse como aquiescencia de todo o de parte del contenido por parte del editor o de quienes trabajan en www.aduanas.com.ve o en el Boletín Aduanero.

Competencia Administrativa

Muchas de los inconvenientes y controversias que se suscitan en las aduanas obedecen a la ausencia de precisión conceptual sobre el significado y alcance de la competencia administrativa... Leer el artículo completo

Patrono de los Aduaneros

Desde tiempos remotos, San Mateo es el Patrono de los aduaneros, debido a la actividad que realizaba antes de ser apóstol y autor del primer evangelio escrito en arameo..Leer el artículo completo

Juguetes Bélicos

En la Gaceta Oficial N° 39.320 de fecha 3 de diciembre de 2009, fue publicada la "Ley para la Prohibición de Videojuegos Bélicos y Juguetes Bélicos... Leer el artículo completo

Simplificación de Trámites Administrativos

En fecha 22 de octubre de 1999, fue publicado en la Gaceta Oficial Extraordinario No 5.393 el Decreto No 368 de fecha 05 de octubre de 1999... Leer el texto completo

Suscríbete al Portal Aduanero
www.aduanas.com.ve

Editor: Carlos Asuaje Sequera
Copyright © 2009 Informaduanas77, C.A. Todos los derechos reservados.